HISTORIA DE LA ACADEMIA DE HISTORIA DEL MAGDALENA

Constitución y socios fundadores.

La creación de un organismo que propendiera por el estudio, investigación y difusión de la historia del Magdalena y la República de Colombia, además de constituirse como cuerpo consultivo del Departamento del Magdalena, su capital Santa Marta y otros municipios, como entidad asesora en asuntos históricos, se remonta al 7 de agosto de 1928, cuando un grupo de notables ciudadanos samarios se unen para fundar el Centro de Historia del Magdalena que contribuyera a la formación de la identidad nacional y de la ciudadanía. Siendo sus socios fundadores: Teodosio Goenaga Gómez, Florentino Goenaga Gómez, Roberto Infante, José Francisco Gnecco Mozo, Manuel E. Lanao, Francisco Lanao, Eduardo Bermúdez, José Ignacio Méndez, Rodrigo Noguera Barreneche, Demetrio Daniel Henríquez, Gabriel Raúl Rivera y Manuel del Real.

La primera junta directiva del Centro de Historia del Magdalena, estuvo constituida por Teodosio Goenaga Gómez como presidente; Roberto Infante, vicepresidente y José Francisco Gnecco Mozo como secretario.

El Centro de Historia del Magdalena declarado órgano consultivo.

Dada su importancia y el rol que representaba en su ápoca, el Centro de Historia del Magdalena es reconocido por la Asamblea del Magdalena, mediante Ordenanza Departamental No. 52 de mayo 4 de 1932, como órgano consultivo de la propia Duma departamental, del gobierno departamental y los municipios del entonces extenso departamento del Magdalena, ente territorial que abarcaba los actuales departamentos del Magdalena, Cesar, La Guajira y parte de Norte de Santander.

De Centro de Historia del Magdalena a Academia de Historia del Magdalena.

Durante la celebración del Segundo Congreso de Historia en Bogotá en 1952, se aprobó el cambio de razón social de este organismo, adoptando el nuevo nombre de Academia de Historia del Magdalena, ratificado mediante acuerdo de diciembre 16 de 1957. Más tarde, fue reconocida mediante Resolución 1765 de 12 de diciembre de 1963, expedida por la Gobernación del Magdalena y Nit 900555570-3 de la Cámara de Comercio de Santa Marta. 

En enero 15 de 1963, fueron aprobados los estatutos del organismo, en definitiva. Con la restauración del antiguo Seminario Conciliar, edificio de arquitectura religiosa de época colonial por parte de la Corporación Nacional de Turismo, le fueron cedidos dos espacios en su planta baja donde funcionaron entre 1975 y 2000, su oficina-biblioteca y una pequeña litografía donde publicaban su boletín “HISTORIA”. La primera parte de esta época contó con importantes personalidades, como miembros de numero estaban Arturo Bermúdez Bermúdez, Armando Brugés Dávila, Anita Sánchez de Dávila, Alfonso López Carrascal, Alfredo Riascos Labarcés, Carlos Bermúdez Cañizares, Carlos Martínez López, Carlos Colón, Emilio J. Bermúdez, José A. Ordoñez Rodríguez, Guillermo Núñez Bossio, Ignacio Ospino García, Ismael Pacheco Cepeda, Julio Ortega Amarís, Jaime Villarreal Torres, José Rafael Dávila Angulo, José Cotes Gnecco, José María Riveira Avendaño, José Díaz Padilla, José Robles Calderón, José Alfonso Illigde, Joaquín Ceballos Angarita, Joaquín Campo Campo, Jenaro Jiménez Nieto, Luis A. Bermúdez, Luis Serrano Arteaga, Luis Ignacio DiazGranados, Marcos Carvajalino Sánchez, Máximo Campo Campo, Reinaldo Robles, Rafael Guerra Maestre, Samuel Jiménez Nieto, Santiago Cervantes E. y Roberto Robles Calderón.

Como miembros honorarios, contaba con Javier Naranjo (ex obispo de Santa Marta), Rafael Fuentes Diago, Antonio del Rosal y Granada Márquez de Sales (España), Monseñor Narciso Chiquillo Jiménez (vicario Diócesis de Santa Marta), Jacobo Pérez Escobar (ex gobernador del Magdalena) y Enrique Marco Dorta (España). Y como miembros correspondientes, figuraban, Federico López Lema, José Laureano Rodríguez, Antonio Serrano Zúñiga, Oswaldo Noguera, Simón Aljure Chalela, Alberto Amarís Mora, Luis Alberto Andrade, Ezequiel Arroyabe Roldán, Juan Benavides Patrón, Juan Roberto Restrepo (Presbítero), Manuel Buenahora, Antonio Cacua Prada, Eduardo Gnecco Correa, Oswaldo Robles Cataño, Enrique Parejo González (ex ministro), Pilar Moreno de Ángel, Alejandro Leal Afanador, Américo Carnicelli, Ramón C. Correa, Luis Alberto Cortés Ahumada, Aquiles Echeverri M., Hernán Escobar Escobar, Telmo Gironza, German de Ribón Segundo, Alberto González H. (Coronel del ejército), Elvia Gutiérrez Isaza, Carlos Hernández Yaruro, Roberto Herrera Soto, Julio Hoenisberg, Alberto Londoño González, Ricardo Medina Escobar, Carlos Mejía Gutiérrez, Rogelio Méndez Brid, Camilo Molina Ossa, Guillermo Muñoz Cobo, Camilo Orbes Moreno, Sergio Elías Ortiz, Jorge Ospina Londoño, Manuel H. Pretelt Mendoza, Esteban Páez Polo, Alberto Quijano Guerrero, Luis Alberto Restrepo Mesa, José Manuel Rivas Sacconi, Ignacio Rodríguez Guerrero, Ulises Rojas, Claudio Ropain De León, Rito Rueda Rueda, Jaime Serna Gómez (Presbítero), Luis H. Sierra, Ricardo Suárez González, Luis Ángel Tofiño, Paul Guillermo Vargas, Hernando Velasco Madriñan, Luis Carlos Madriñan, Manuel Andara Olivar, Mario Briceño Perozo, Marco Carrillo, Manuel Pérez Villa, Ricardo Villa Salcedo, José del C. Uribe Vergel, José A. Bonivento Fernández y Horacio Gómez Aristizabal.

En 2000, la gobernación del Magdalena cedió unos espacios en el costado este del hospital San Juan de Dios para trasladar la oficina y entregarle el edificio a la Universidad del Magdalena.

Actual Junta Directiva, periodo 2018-2021

Por elección interna quedó conformada de la siguiente manera, Presidente: Álvaro Ospino Valiente, Vicepresidente: Arturo Bermúdez Correa, Secretaria Académica: Amelia Rocío Cotes Cortés, Tesorera: Mónica Medina Payares y Fiscal: Alfredo Meriño Osorio. Se confirió el cargo de Bibliotecario al académico Álvaro Ramírez Manjarrés.

La falta de un relevo generacional y la disputa del viejo edificio del hospital con la Diócesis de Santa Marta, llevó a la obsolescencia, desalojo y desaparición de sus bienes muebles. Desde 2018, un grupo de nuevos miembros de número, encabezado por Álvaro Ospino Valiente con el acompañamiento de Arturo Bermúdez Correa,y el irrestricto apoyo de Alfredo Meriño Osorio, Amelia Cotes Cortés, Mónica Villalobos Leal, Mónica Medina Payares, Thierry Desgans, Álvaro Ramírez Manjarrés, Milton Cantillo, Marcos Rosado Garrido, Mariano Rumbo Martínez, Pedro González, Adalgiza Padilla Barros y Jaime Benavides Yanet. 

Presidentes de la Academia de Historia del Magdalena.

En su casi un siglo de existencia, este órgano ha contado con la valiosa dirección de eminentes personajes como: Teodosio Goenaga Gómez, Lázaro Díazgranados, Rodrigo Noguera Barreneche, Andrés Villanueva Amarís, Demetrio Daniel Henríquez, José Francisco Pinto Núñez, Juan Ceballos Pinto, Rafael Amarís Maya, Carlos Bermúdez Cañizares, José Alfonso Illidge Campo, Ezequiel Linero Padilla, Jaime Villareal Torres, Rafael F. Guerra Maestre, Gabriel Echeverría Díazgranados, Carlos Martínez López, Santiago Cervantes, Arturo Bermúdez Bermúdez, José Arcadio Ordoñez Rodríguez, Rafael Martínez Padilla, Arturo Bermúdez Correa y Álvaro Ospino Valiente.

De ellos merece ser destacado el médico Arturo Bermúdez Bermúdez, por su inestimable entrega en crear durante sus años de presidente, el Archivo Histórico del Magdalena Grande que guarda celosamente documentos desde el siglo XIX, la Asociación de Amigos de los Fuertes de Santa Marta para recuperar las fortificaciones que defendían el puerto y la puesta en marcha del Consejo de Monumentos Nacionales en 1986, conforme a la ley 163 de 1959, delimitando la zona histórica.